ARCHIVE
agosto 2021
julio 2021
junio 2021
mayo 2021
abril 2021
marzo 2021
febrero 2021
enero 2021
diciembre 2020
Noviembre 2020
Octubre 2020
septiembre 2020
agosto 2020
julio 2020
junio 2020
mayo 2020
abril 2020
marzo 2020
febrero 2020
enero 2020
diciembre 2019
Noviembre 2019
Octubre 2019
agosto 2019
junio 2019
mayo 2019
abril 2019
marzo 2019
febrero 2019
enero 2019
diciembre 2018
Noviembre 2018
Octubre 2018
septiembre 2018
agosto 2018
julio 2018
abril 2018
marzo 2018
febrero 2018
enero 2018
diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
septiembre 2017
agosto 2017
julio 2017
junio 2017
mayo 2017
abril 2017
marzo 2017
febrero 2017
enero 2017
diciembre 2016
Noviembre 2016
Octubre 2016
septiembre 2016
agosto 2016
julio 2016
junio 2016
mayo 2016
abril 2016
marzo 2016
febrero 2016
enero 2016
diciembre 2015
Noviembre 2015
Octubre 2015
septiembre 2015
agosto 2015
julio 2015
junio 2015
mayo 2015
abril 2015
marzo 2015
febrero 2015
enero 2015
diciembre 2014
Noviembre 2014
Octubre 2014
septiembre 2014
agosto 2014
julio 2014
junio 2014
mayo 2014
abril 2014
marzo 2014
febrero 2014
enero 2014
diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
septiembre 2013
agosto 2013
julio 2013
junio 2013
mayo 2013
abril 2013
marzo 2013
febrero 2013
enero 2013

Minicentralitas: la normativa UNI-7131

¿Qué dice la norma UNI-7131 sobre las mini centralitas, una conexión imprescindible para el gas?

La normativa UNI-7131, cuya última revisión fue realizada en mayo de 2014, sirve para regular el diseño, la instalación y la proyección de sistemas de gas LPG no conectados a la red de distribución. Además, también establece las reglas básicas para reemplazar las bombonas conectadas a las minicentralitas.


El posicionamiento de la bombona

Existen áreas, tanto de tipo doméstico como no doméstico, en la que la bombona conectada con la minicentralita, no puede colocarse:
- Nivel inferior al suelo;
- Cerca de sistemas eléctricos, combustibles, tomas de aire, compartimentos o conductos conectados a pisos inferiores;
- Dormitorios y baños;
- Zonas con riesgo de incendio (garajes, parkings,etc.);
- Locales con un volumen inferior a 10 m3.

Resulta idónea su instalación en zonas como:
- Espacios abiertos: evitando la intemperie, luz solar, fuentes de calor, impactos accidentales y áreas de manipulación.
- Compartimientos adecuados: la carcasa debe tener un volumen igual a 1,5 veces el volumen de la bombona y las paredes deben estar selladas.
- Locales adaptados: cada bombona debe tener una superficie libre de 100 cm2 y deben ser previstas  aperturas de ventilación, incluso a nivel del suelo.


La conexión de la bombona con la minicentralita

Las minicentralitas son la solución compacta para conectar múltiples bombonas de gas al mismo sistema y constituyen un producto característico de Gnali Bocia, la compañía produce diferentes configuraciones adecuadas para la conexión de una, dos y hasta tres bombonas. A este componente se le conecta un manómetro necesario para controlar la presión del gas en circulación y, para las aplicaciones más sensibles, incluye reductores de doble fase, ya que una presión demasiado elevada podría dañar los dispositivos del sistema.
La bombona, a través de la minicentralita, puede conectarse al dispositivo de uso de dos maneras diferentes:
- Directamente: minicentralita conectada a la bombona y el tubo flexible que en el último momento se conecta de manera directa al conector de la manguera del dispositivo.
- A través de una instalación fija: la minicentralita desempeña el mismo rol, pero el tubo se conecta al conector de la manguera ubicado al inicio de la instalación fija.


¿Qué dice la normativa en relación a las minicentralitas?

La normativa UNI-7131 marca las minicentralitas como elementos fundamentales para la conexión, ya que permiten la substitución de los depósitos sin dispersión de gas en el ambiente. Por lo general, estos dispositivos se fijan a las paredes externas y se protegen de obra o a través de una red metálica.
El principal aspecto es que, dado que las minicentralitas pueden conectarse a varios tanques, nunca debe haber ninguna salida sin conexión al tanque, evitando un trabajo sin seguridad.
El tubo conectado debe realizarse en una sola pieza para evitar, incluso en este caso, pérdidas de gas generalizado o concentrado en su longitud.

La importancia de respetar la normativa UNI 7131

El uso de bombonas de gas en sistemas domésticos está muy extendido como causa de problemas y accidentes más o menos graves en edificios y personas.
Algunas indicaciones, previstas también dentro de la norma UNI 7131, son fundamentales para reducir riesgos:
- Las bombonas de gas no pueden ser expuestas al sol, ya que con el aumento de temperatura el gas tiende a expandirse y podría provocar explosiones;
- No deben colocarse en sótanos o locales bajo los habitáculos, ya que el gas tiende a tener una densidad mayor que el aire, depositándose en el fondo y creando un "lecho" inflamable;
- Las dimensiones de los compartimentos también son importantes: es fundamental comprender cuántas bombonas pueden colocarse al mismo tiempo en la misma habitación;
- Las bombonas, de hecho, no pueden llenarse hasta el 100% de su capacidad con gas sino hasta un máximo del 80%, con un 20% residual de vapor de agua para evitar aumentos bruscos de presión debido a diversas causas (entre ellas, como ya se ha mencionado, la temperatura);
- La posición de las bombonas debe ser siempre vertical, nunca volcadas o inclinadas;
- La sustitución puede y debe hacerse siempre con el grifo cerrado, aunque estén vacías.
Estas medidas, dictadas tanto por la norma UNI 7131 (que incluye además otros aspectos técnicos) como por el sentido común del instalador y del técnico de mantenimiento, permiten minimizar los riesgos asociados a una instalación de gas.
20/07/2021




I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.